Carta abierta al Papa, en nueve pasos