La creación del Instituto Municipal del Arte y las Culturas en Ciudad Juárez

Hector Padilla 1Este viernes 19 de agosto, el Cabildo de Juárez creó el Instituto Municipal de la Cultura. Con ello, según la nota de El Diario, se oficializa la desaparición de la Dirección de Educación y Cultura, una vez promulgado el reglamento que normará las actividades del nuevo organismo descentralizado. Aunque, dice la nota, la regidora Evangelina Mercado cuestionó el motivo para aprobar la nueva dependencia a un mes y medio de concluir la actual administración, el nuevo organismo fue aprobado por unanimidad. En la sesión se dijo que la demanda de creación del citado instituto tiene 30 años y no podía seguir rezagada; que el Instituto es un reconocimiento al trabajo de los artistas y activistas culturales, un sector clave para la recuperación de Juárez en los años más violentos; y que dará cabida a todas las expresiones culturales.

Asimismo, en la página del gobierno municipal, el alcalde Javier Mocken,  aseguró que su “propósito fundamental” es “que se pueda constituir con patrimonio y personalidad propia para que bajen recursos federales, de Conaculta o de la propia Secretaría de Cultura a nivel nacional, así como de fundaciones internacionales dedicadas al ramo” y que con ello “el municipio podría dedicarse a la difusión de la cultura en Juárez, lo cual…es un factor muy importante para el cambio de imagen de la ciudad”.

Se espera que con la creación de este instituto haya una mejora en la administración pública, con mayor autonomía, la inclusión de procesos participativos y la posibilidad de obtener financiamientos. Pero también se cuestiona que esta decisión se haya tomado cuando está por concluir la actual administración, sin detalles de su marco regulatorio, estructura administrativa, operación, presupuesto, programas de trabajo y personal, y sin el conocimiento y participación de artistas y promotores culturales, a los que debió incluir.

Más o menos en estos términos es lo que informan los medios. Y sobre ello no queda sino esperar a ver de qué manera responderán el nuevo gobierno del alcalde independiente, Armando Cabada, y sobre todo la comunidad de artistas, intelectuales y trabajadores de la cultura.

Por ahora, hay que celebrar que aunque sea de manera general, nominal y tardía, se haya dado un paso en la dirección correcta. La decisión de crear el Instituto Municipal de Cultura llega luego de que la ciudad conociera los años más violentos y tristes de su historia, a pesar de que una de las razones reiteradas para la creación de ese instituto era prevenir la violencia y el deterioro de la cohesión social, ya muy notorias y graves en 1994, cuando en noviembre de ese año se celebró en el Museo del INBA un foro cuya finalidad era conformar y diseñar dicha propuesta, el Foro por un Instituto de Cultura para Todos.

Ojalá, este instituto sirva a ese fin y sea un verdadero instrumento para ampliar el horizonte cultural de las y los juarenses, una vez se despejen muchas interrogantes sobre la forma, funcionalidad, recursos, perfil profesional de sus directivos y relaciones con otras áreas de la política pública municipal. Particularmente, habrá que ver cómo se resuelve la obligada separación conceptual de Cultura y Educación y como esta diferencia se materializa en términos institucionales.

Ojalá, que como organismo descentralizado, el instituto se dote de una autonomía sólida y funcional, con transparencia y rendimiento de cuentas; mecanismos de inclusión y participación ciudadana; personal profesional y bien capacitado en políticas culturales; y programas de trabajo pertinentes en materia de divulgación, promoción e investigación cultural.

Para esos  fines, y con la intención de apoyar la construcción de este Instituto Municipal de Cultura, anexo a este breve comentario varios textos que espero sean útiles para quienes se interesen en crear y consolidar instituciones y políticas culturales a la altura de las necesidades de Ciudad Juárez. Entre los textos se encuentra una propuesta de instituto de cultura hecha en septiembre del 2003, un diagnóstico de la situación cultura en la ciudad de mediados de la década pasada y un estudio sobre las opiniones de artistas y organizaciones culturales realizado en 2009.

Descargar (PDF, 209KB)

Descargar (PDF, 272KB)

Descargar (PDF, 124KB)

Descargar (PDF, 349KB)

Descargar (PDF, 85KB)

Descargar (PDF, 102KB)

Descargar (PDF, 412KB)

Descargar (PDF, 98KB)

Descargar (PDF, 143KB)

Descargar (PDF, 22KB)

Descargar (PDF, 231KB)

Comparte!