CUANDO UN AMIGO SE VA

Ruben SosaPor: Rubén Sosa

Se nos fué nuestro querido Doctor Armando Arenas, pintor, poeta, ser humano excepcional, falible como cualquier ser humano, pero sencillo (a pesar de su gran valor artístico) como pocos.

Como buen coleccionista de música de trova y de la nueva canción (que obviamente ya no es nueva pero no dejará de ser una de los más bellos géneros musicales) y como común “estudihambre” del Cbtis 128 y del ITCJ en la década de los 90’s ahorraba un poco de dinero y en uno de esos largos viajes hasta el centro de la ciudad, descubrí en el Pasaje del Correo entre las calles Lerdo y Manuel Bernal un lugar llamado Rock 70’s que atendía y sigue atendiendo un amigo rockero de nombre también Armando; ahí me surtía de música de Silvio, de Serrat, de Alberto Cortez, de todos esos grande músicos; al pasar de los años ya por el año 2008 al visitar dicho lugar, buscando entre los discos (CDs), encontré uno de Carlos Díaz “Caito” el cual lo hacía en mancuerna con el poeta Armando Arenas, lo adquirí, lo escuché y debo confesar que al ser uno de los primeros discos que contenía alternadamente poesía narrada por Armando Arenas y canciones de Caíto el trabajo de entrada no cautivó mi completa atención, ya que eran canciones que ya había escuchado en otros discos, aun así, la poesía de Armando Arenas me pareció muy amena, sincera, clara y de estilo propio. Ahí quedo la historia suspendida y oculta en el tiempo.

Fue hasta el año 2012 empezando a asistir de manera regular a las estaciones de radio para presentar mi trabajo musical cuando me crucé en persona y yo sin saberlo, con un poeta llamado Armando Arenas, que al no relacionar su nombre con el disco de Caíto ya que habían pasado algunos años, pensaba realmente que lo acabada de conocer, desde cero, nada de recuerdos, cero memoria (a veces así me pasa, desafortunadamente) y seguimos en esas charlas entre la entrevista y los comerciales. Fue hasta que empezó a mencionar a sus amigos un tal Silvio Rodríguez, un tal Vicente Feliú, un tal “Caíto”, etc. con los que había convivido o presentado su trabajo en las letras, que empecé a atar cabos. Se me vino a la mente aquel disco del Pasaje del Correo, me alebresté y le pregunte a rajatabla: “¿usted grabó ese disco con él?” – Si- me respondió- y yo quedé ahí petrificado, impactado y sorprendido por la gran sencillez de aquel ser, que me regaló su libro en el primer encuentro, que se había codeado con el aprendiz de brujo, que me pidió tutearlo, que convivió muchas noches con el autor de “Créeme”, que me regaló sus letras, que tuvo noches infinitas de bohemia con el trovador de Mar de Plata, con él estaba yo ahí, sin saber que más decir, más que GRACIAS y después de ese encuentro, ya nada sería igual, me prometí a mí mismo que tendría que musicalizar algunas de sus letras. Aquella tarde guarde temporalmente su librito amarillo “Espiral en la piel” y lo devoré en el siguiente par de días.

En ese lapso hice una selección de textos de su trabajo y finalmente seleccioné “Llueve” y “Yo te amo tierra mía” para ser musicalizados e incluidos en mi trabajo musical “Páramo Poético” junto a otros poetas de la localidad. Recuerdo que en unos de los programas de radio presente antes de que saliera el disco el tema “Llueve” ahí estaba el Dr. Arenas, que para ese entonces ya me decía “hermano”, y al escuchar la canción se emocionó y al terminar la canción me abrazo de manera efusiva.

Durante la preparación y elaboración del proyecto “Paramo Poético” lo empecé a visitar a su consultorio de la calle 16 de Septiembre y Fierro, ahí junto al consultorio tenía su oficina, donde guardaba libros, pinturas y recuerdos, era un espacio donde se respiraba cultura de antaño, me enseñó un cartel de una obra de teatro o algo así, donde se presentaba su poema “Yo te amo tierra mía”, un cartel para ser presentado en La Habana Cuba, también recuerdo que le tome videos narrando algunos de sus poemas, así como la fotografía que les comparto, la cual formó parte de mi disco. Esas visitas se repitieron algunas veces, siempre le prometí llevarlo a nuestro amigo Félix Lazos para convivir, lamento mucho no haber podido cumplir esa promesa, pero me reconforta haber terminado nuestro proyecto y haberle dado un ejemplar con su trabajo musicalizado, ahí queda para no sé qué posteridad.

Podría contar las pocas o muchas anécdotas que tuve junto a mi hermano, como aquellas tardes de domingo que nos topábamos en el callejón llamado Quintana Roo paralelo a la calle constitución en El Bazar del Monu, para comprar antigüedades y para adquirir cine de arte por parte del buen Roger Navarro; esos pequeños instantes que se leerán en la mente constantemente.

Su partida nos tomó de sorpresa a sus hermanos, pero qué más puedo decirle a la muerte enamorada si ella también era su hermana!!!

Hoy solo quiero decirte esto que me sale de ese músculo púrpura que precisamente personajes como tú nos haces ejercitar para bienaventuranza de los amigos:

DESPIERTA POETA *
Armando, construyendo
Arenas y castillos,
firmezas y retoños,
Amores amarillos

Legaste a tus hermanos
las letras del camino
camino desandado
que te cambian de hombre a niño

Y cuando un niño camina entre el papel y el silencio
El espiral de sus días, nos llegará hasta la piel

DESPIERTA POETA, VEN A DARNOS TU VERSO
LEVANTATE Y ANDA, VEN Y ALZA TU VUELO
LEVANTATE Y ANDA, CUAL SUAVE Y LENE RECUERDO
ANDA DESPIERTA POETA, REGRESEMOS A TU CETRO

Armando, erigiendo
Arenas, monumentos,
pinturas y cariños
en tiempos, en momentos

*Al poeta, pintor y hermano Dr. Armando Arenas: In memoriam. Rubén Sosa-Rubens

Ruben Sosa – Rubens, es cantautor. De profesión Ing. Industrial y trabaja en la industria maquiladora.

Comparte!