EL PRESTIGIO DEL PERIODISMO EN CIUDAD JUÁREZ

Antonio Rubio ReyesAyer Bob Dylan ganó el Nobel de Literatura. Nadie tuvo que hacer lo del año pasado: consultar a San Google sobre el nombre y la obra del premiado. Empezaron naturalmente a aparecer ensayos, estudios, textos que enriquecieron el panorama a nivel redes sociales y más allá. Entre esos acercamientos a la obra poética de Bob Dylan pertenecería mi texto “Bob Dylan y Juárez”, publicado el jueves 11 de agosto del 2016 en Juaritos Literario, y que volví a compartir ayer en las redes. Quizá sea el primer ensayo que trata la construcción espacial que imagina Bob Dylan sobre nuestra frontera en la canción “Just Like Tom Thumb’s Blues”, pese a que se trata de una de las canciones emblemáticas de su disco más importante. Dentro de esta entrada en Juaritos incluí una traducción que realicé con el fin de complementar lo descrito en el cuerpo del texto.

Hoy El Diario publica “Le cantó a Juárez”, donde José Pérez-Espino intenta hacer el mismo acercamiento: la construcción que Dylan hizo sobre nuestra ciudad. En sí su texto, incompleto, es más producto de referencias encontradas en Google —y las prisas de la editorial— que un análisis siquiera interpretativo. Entre las frías descripciones jamás se hace referencia a mi texto, cosa que sí hizo The Juárez Time el día de ayer. No obstante, el antecedente es difícil de ignorar y Pérez-Espino transcribe la primera estrofa de mi traducción sin citar nunca mi ensayo, de donde extrajo los versos:

“Cuando estés perdida en la lluvia de Juárez/ y sea también época de Pascua/ cuando la gravedad te falte/ y no te sostenga la negatividad/ no des aires de grandeza/ cuando abatida desciendas por la Rue Morgue,/ esconden ahí algunas mujeres hambrientas/ y ellas de verdad te echarían a perder”.

Además, al final de su texto, escribe “en la estrofa final, el autor escribió” y luego cita otros versos que también pertenecen a mi traducción:

“Dulce Melinda/ los trabajadores la llaman diosa de la oscuridad/ ella habla buen inglés/ te invita a su habitación/ mas eres demasiado amable/ y cuidadoso para no ir de inmediato a su lado/ ella atrapa tu voz/ y te abandona aullando a la luna”.

No se trata de la estrofa final, pero sí es la última estrofa de la primera página del documento. El hombre, en fin, siquiera se dignó en terminar de leer la traducción… (Aquí puedes consultar la traducción completa de “Just Like Tom Thumb’s Blues”.)

No reniego, en conclusión, desde la soberbia del que ha sido ignorado. Reniego porque este texto ha sido publicado en un periódico de aparente prestigio en el que debería existir un compromiso moral que busque elidir el plagio a toda costa.

Antonio Rubio Reyes (1994). Estudia Literatura Hispanomexicana en la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez. Coordina democráticamente el taller de creación Desmadre literario. Hablando de talleres, participó en 2014 en un taller de poesía impartido por el poeta Jorge Humberto Chávez y formó parte del Colectivo palabristas. Ha colaborado en las revistas Paso del Río Grande del Norte, Cuadernos Fronterizos, así como en Bitácora de Vuelos.

Comparte!